Vuelve el 34, vuelven las checas

Quien no conoce su historia, está condenado a repetir sus errores

Paul Preston

fusilamiento en Cheka.

fusilamiento en Cheka.

Las Chekas, acrónimo de Comisión Extraordinaria (Chrezvicháinaia komissia), fueron creadas en 1917 por los bolcheviques, para reprimir actos contrarrevolucionarios. En España, llegaron a través de los cuerpos de investigación creados por partidos y sindicatos de izquierda, basándose en denuncias anónimas y detenciones al anochecer. Se identificaban de forma verbal e incautando bienes y con penas ejecutorias sin ningún tipo de trámite.

Desde hace ya un tiempo, se están dando una serie de sucesos que nos hacen recordar los momentos prebélicos del año 34, donde una cierta parte de la ciudadanía quiere imponer su ideología utilizando la fuerza y las amenazas. A ésto hay que sumarle, el cambio de gobierno en Andalucía, la situación de inestabilidad catalana y las futuras votaciones que se avecinan en los siguientes meses y en los que, creo que el clima, no cambiará. Paso a relatarles algunos ejemplos:

Pintadas insultando a Morante.

Pintadas insultando a Morante.

  1. Ataques y scraches contra los actos de Vox en Barcelona, Segovia o Zaragoza.

  2. Intento de agresión a Javier Ortega Smith, en un mitin.

  3. El 17 de Diciembre aparecieron pintadas amenazantes en la finca del diestro Morante de de la Puebla en La puebla del rio (Sevilla) como “al nazi tiro y cuneta”.

  4. El vil asesinato por manos de un energúmeno de extrema izquierda, de Victor Laínez, por el simple hecho de llevar unos tirantes del color de la bandera española. Ciertos medios, llegaron a insinuar la vinculación de éste con la extrema derecha, mientras blanqueaban a su asesino con documentales. El mismo asesino que dejó tetrapléjico al guardia urbano, Juan Salas en el 2006.

  5. La agresión de dos chicas de la plataforma “Barcelona con la selección” y que cometieron el delito, para la ultraizquierda, de dar información sobre donde iban a instalar las pantallas para ver la Eurocopa de fútbol.

Ahora les voy a relatar una serie de declaraciones de dirigentes políticos que no ayudan nada para mejorar éste clima. Es más azuzan a sus hordas a las calles, cuando el resultado no es el que esperan:

  1. Pablo Iglesias, desde su chalet, instó tras el resultado de la votaciones andaluzas a llenar las calles de protestas. Esta alerta antifascista se movió por redes sociales y dio lugar: a la acampada de Granada, varios disturbios en Sevilla, Cádiz y, más recientemente, rodeando el parlamento andaluz, algunos compañeros suyos como Cañamero u Oscar reina “el pancetas”.

  2. Teresa Rodriguez, diciendo que “el parlamento representa, pero las calles también” poniendo el énfasis en que se debe hacer desde el feminismo y el LGTBI, como si el resto de colectivos del país no le importaran un bledo. A ésta señora hay que explicarle que con el sistema actual de votaciones, no se elige nada y nadie nos representa, ya que hay disciplina de voto dentro de los partidos, por lo tanto, se siguen los intereses del partido, no del ciudadano. Un ejemplo reciente sería el estrepitoso fracaso de Theresa May y como gente del partido conservador ha votado en contra de ella, porque saben que si no miran por su distrito, son fulminados. En España eso es impensable, es más cuando un diputado o senador se equivoca al darle al botón,que previamente acuerda su amo de partido, es el hazmereir de su grupo parlamentario.

    También se permitió el lujo de llamar “pistolero de Bilbao” a Santiago Abascal, que lleva siendo amenazado desde una temprana edad, mientras gente de su partido se encama con gente de Bildu y ERC, partidos con vinculaciones más que obvias con bandas terroristas como ETA o Terra Lluire.

Verónica Pérez y consejo femenino del PSOE

Verónica Pérez y consejo femenino del PSOE

3. Verónica Pérez (Psoe de Sevilla), “Tenemos que salir a la calle ante el riesgo de la involución de nuestros derechos y libertades por el tripartito de derechas”. Como se ha podido ver en varios medios de comunicación y en los tuits locales del partido, el PSOE fletó varios autobuses gratuitos, desde sus agrupaciones locales como las de San Fernando (Cádiz) u Osuna (Sevilla), para manifestarse delante del parlamento Andaluz, dinero que sale de sus bolsillos, ya que todos los partidos son financiados directamente de sus carteras, vía impuestos. Además se sumaron a las  movilizaciones sindicatos y múltiples asociaciones feministas y del LGTBIi, viendo la posibilidad de la pérdida de sustanciosas subvenciones que reciben discrecionalmente, como expuse en mi último artículo.

Para finalizar apuntar una reflexión de Juan Carlos Quer y donde se ve la doble vara de medir de algunos políticos: “¿Dónde estaban las feministas cuando apareció el cadáver de mi hija? ¿buscan venganza, como me dijo a mí Pablo Iglesias?”.