Casado, Aznar 2.0

Casado es el nuevo presidente del PP. Comparte con Aznar las siguientes características:

  1. Sustituyen a viejos dinosaurios gallegos: Fraga y Rajoy.
  2. Se presentan con una imagen liberal.
  3. Presumen de defender a España: Aznar, en la lucha contra ETA; Casado, en la lucha contra el independentismo.

Si ambos tienen unas semejanzas tan notables, será necesario revisar algunos de los acontecimientos más importantes en la trayectoria política de Aznar:

index.jpeg
  1.  Pacto del Majestic: entrega a Pujol el 33% del IRPF, el 35% del IVA, policía, tráfico, educación, la cabeza de Vidal-Quadras, etc.
  2. Negociación con ETA, el "movimiento vasco de liberación".
  3. Liberalización de sectores energéticos (electricidad, gas petróleo). Se malvenden, creando oligopolios, dirigidos por sus amiguetes. Resultado: encarecimiento de un 40% de los precios.
  4. Rodrigo Rato es enchufado en el FMI. Dimite "porque a su familia no le gusta Washington" y a su regreso a España, vuelve a ser enchufado en Caja Madrid, cobrando 2,34 millones de Euros. Allí, tuvo la brillante idea de fusionar su entidad con cajas de ahorro quebradas y salir a bolsa con el nombre de Bankia. Resultado: Bankia estuvo a punto de colapsar el sistema financiero español y tuvo que ser rescatada por el Estado. Su balance finalizó con 3000 millones de Euros de pérdidas.
index11.jpeg

Es decir, que Aznar, que hablaba catalán en la intimidad, se rindió: al independentismo catalán, al independentismo vasco y al enchufismo de amigos en sectores clave de la economía. Por no hablar de la corrupción: Blesa, Bárcenas, Matas, El Bigotes, etc.

¿Se puede esperar algo mejor de Casado? No. El régimen del 78 es una maquinaria implacable de corrupción y ruina. Alguien que va a la Sexta Noche a defender la indefendible gestión de Rajoy, como Casado, es alguien que no tiene ningún escrúpulo político, ni moral.

Lo único bueno que nos ha ofrecido la elección de Casado es observar  las ventajas de la doble vuelta en unas elecciones. Si sólo hubiera habido una vuelta, se hubiera impuesto Soraya, quien controlaba el aparato. La doble vuelta, ha permitido que Cospedal, se uniera a Casado y así derribar a su enemiga mortal.

Para que haya representación política tiene que haber dos elecciones separadas: una a representantes de distrito; otra a la presidencia del gobierno. Esta última, debería ser a doble vuelta, para que no se produzca la paradoja de Arrow y para que en la segunda vuelta haya una mayoría de apoyos al ganador de las elecciones. De esta manera, no habría gobiernos sin legitimidad, como el de ahora de Sánchez, que está en el poder con sólo un 22,66% de votos.