La infamia del PP: Cede a Sánchez la Justicia y el procès

mariano-rajoy-retira-keZB-U502133236833Lh-644x483@MujerHoy.jpg

La sombra de esa plaga bíblica llamada Mariano Rajoy, al que los españoles hartos del desastre Zapatero entregaron todo el poder estatal, autonómico y local para cambiar España, y que desde el momento cero haría todo lo contrario a lo que prometió, de forma que al final de su desastroso mandato dejaría la nación mas antigua de Europa al borde de la ruptura, una burbuja de deuda imposible de devolver que será la ruina de las próximas generaciones durante mas de 50 años, la mas injusta distribución de la renta y la riqueza de occidente,y de regalo de despedida este miserable felón entregaría el poder Frente Popular Secesionista, cuyo objetivo es la creación de una república totalitaria para perpetuarse en el poder, cae de nuevo aplastante sobre nosotros.

Mariano Rajoy acaba de obligar a esa basura en que convirtió el PP a través de su nuevo líder, el botarate Pablo Casado, cuyo mérito consistía en hacerle las fotocopias y los cafés a Aznar y llevarle la cartera, a entregar al guerra civilista y traidor Sánchez y a los comunistas bolivarianos de Podemos – ese lumpen proletariado, la hez de la sociedad española, en palabras de Don Antonio García Trevijano el más grande pensador político español de todo el siglo XX -el control del Tribunal Supremo y del juicio de la cúpula del 1-0 donde cambiarán la acusación de rebelión por la de sedición, a cambio de un pacto de inmunidad política y judicial, que evite el procesamiento del felón Rajoy por corrupción y falso testimonio.

Realmente el grado de infamia de la cúpula del PP y en particular su indigno jefe Pablo Casado, dispuesto a la mayor traición imaginable hacia los españoles en general, pero sobre todo hacia sus votantes, para evitar el procesamiento de Mariano Rajoy, no tiene precedentes en la historia política no solo española sino también europea. De todas maneras, si los votantes del PP siguen prestando su apoyo y su confianza en esta mafia de auténticos delincuentes, para quienes las resolución de sus problemas personales es mucho mas importante que la solución de los problemas de España y de los españoles, serán los auténticos culpables de esta traición entregándole los resortes esenciales del poder al guerra-civilista Sánchez, un auténtico psicópata del poder, dispuesto a destruir a su propia Patria y a vender a su madre con tal de conservarlo.

No hay precedente en el mundo civilizado de un gobierno como el de Sánchez, que con ayuda de los comunistas bolivarianos de Podemos, los antisistema y los separatistas, están perpetrando un golpe de Estado, ahora con la increíble ayuda que le ha prestado el PP de Casado, gobernando a golpe de decreto, con la intención de perpetuarse en el poder a través de la implantación de una férrea dictadura, con una estrategia y una táctica similares a las de la república bolivariana de Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro. Una estrategia que pasa, como allí, por la destrucción de la clase media a través de un sistema impositivo expoliador de su patrimonio y su riqueza, y la creación de una amplia base de enchufados públicos, mas una legión de vagos y maleantes que viven de las subvenciones (el caso más claro es Andalucía), y que constituyen el pilar esencial para el sostenimiento del Régimen.

El juez Marchena, hasta ahora presidente de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, que a partir del próximo mes de enero juzgará a la cúpula de la organización criminal  (según la calificación del auto de procesamiento) y firme defensor del delito de rebelión ha sido sustituido en la presidencia  por la inaudita infamia de Casado por el juez izquierdista (progresista como se autodenominan, lo que no deja de ser un eufemismo vergonzoso para designar a unos sectarios para quienes la prioridades políticas están por encima de la Ley), Andrés Martínez que se convierte así en presidente del tribunal que juzgará el golpe de Estado del 1-0, y para colmo como la salida de Marchena deja una plaza libre aparte de la presidencia, esta será cubierta por otra juez izquierdista Susana Polo, con lo que el miserable de Casado se convierte así en “defensor” de la sedición, una increíble traición para evitar el procesamiento de Rajoy.

AKG110778.jpg

Pues bien estos son lo hechos, increíbles pero ciertos, y  la opción de los votantes del PP es clara, y nada mejor para describirla que las famosas catilinarias de Cicerón a principios de año 62 en el Senado de Roma, ante los hechos de un traidor igual que Casado, aunque eso es una burda aproximación ya de Lucio Sergio Catilina, que traidor o no era un valiente y un gigante, y Casado es un enano político y mental además de un cobarde. Catilina al descubrirse su traición decidió suicidarse, ¿imaginan Uds a este botarate no ya suicidándose, sino dimitiendo ante su traición?

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?
Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet?
Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?

¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia?
¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros?
¿Cuándo acabará esta desenfrenada osadía tuya?

Háganse estas mismas preguntas, y si aún así siguen votando a este partido que les ha mentido en todo, que les ha traicionado en todo, que ha llevado a España al borde del desastre político, económico y social, que Sánchez gracias a la ayuda primero de Rajoy y ahora de Casado acabará sin duda completando, serán tal culpables como Casado y sus secuaces.

Y no digan que no tienen otra opción mejor, porque la primera es no votar, pero si deciden hacerlo tienen tres, nada menos que tres. La primera VOX, el único partido que defiende sin complejos la unidad de España, el fin de ese cáncer que esta destruyendo nuestro país que es el sistema autonómico, y una democracia real con separación estricta de poderes, que acabe con este escándalo mundial que es el reparto del Poder Judicial. La segunda UPyD, dispuesta a los mismo que VOX, y la tercera y última Ciudadanos que está también integrado en el sistema corrupto de la oligarquía de partidos, paro que al menos es no ha traicionado (aún) de una manera total y absoluta como el PP, a sus votantes.

Roberto CentenoRajoy, Casado, traición, Catilina