ORIGEN, DESARROLLO Y NATURALEZA DEL CONFLICTO (ARTÍCULO DE III LA ACCIÓN ONTOLÓGICA)

VICENTE FERRER Parte III.PNG

La administración Obama estaba totalmente alineada con el modelo FMI- Banca financiera- lobys socialdemócratas de petrodólar mas financiación de deuda pública (lo que denomino el Gran Establishment); completado con la aceleración de modelos globalistas estatalistas junto con una gran regulación multilateral en las relaciones comerciales. Estaba cerca de un gran tratado de libre comercio con la UE, se le dejaban vía libre a la economía de estado China, potenciaba tratados como Pacífico (TPP), Nafta, “alianza de civilizaciones” con Turquía islamizada y agenda cultural socialdemócrata relativista de ingeniería social. La UE (liderada por Alemania, principal actor en todas sus instituciones), debía de avanzar hacia el este por Ucrania, la socialdemocracia avanzaba por Sudamérica a través de Brasil, Venezuela y Argentina. El desarrollo neo tecnológico y neo energético debía estar liderado y monitoreado por el dinero público con la excusa de política anti-cambio climático, regulaciones desde las supracionales (OMC. OMS, FMI, ONU,etc), sector privado de capitalismo de estado para infraestructuras, etc.

Era necesario acelerar también el desmantelamiento de las identidades nacionales, y el anclaje y avance de las grandes masas de deuda; por lo que a esa progresión geopolítica en la europa eslava y en iberoamerica, por hacerse imperativo absorberlas en el modelo hegemónico, se completaría con todo el mundo árabe (perfecto por su división, débiles cimientos de naciones materiales, fuerte componente cultural religioso potenciando el colectivo, y estados autoritarios manejando gigantescos recursos naturales y volúmenes financieros de control público-privadas) La “primavera árabe” era provocar la purga de toda la clase dirigente árabe vieja, y favorecer su integración en el sistema. Pero había un precio: Aceptar el nuevo califato donde se consolidara (ISI-DAES), y la desaparición del estado de Israel. Henry Kissinger lo explicaba en público en una entrevista al World Tribune y al New York Post en 2012, verbigracia: “En diez años Israel debe de desaparecer.”

El primer escollo fue la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea. Putin rompía hostilidades definitivamente con su establishment financiero moscovita y su vinculación con el FMI. Tras vencer claramente al tercer poder de la actual Rusia, los “Nuevos Boyardos” de la oligarquía empresarial (eliminación física de Berezovsky, Glushkov,etc), Putin (reforzando su autocracia) hace frente a la ampliación de la UE en Ucrania y traza la primera línea roja al poder globalista organizado. Pero aún era un problema exterior en territorio ajeno.

Todo estaba planificado con la preparada sucesión de Obama por Hillary Clinton, que ejecutaría la programación o famosa Agenda Progresista 2.0 o AGENDA GLOBALISTA : Se consolidarían las estructuras supranacionales y de amplios tratados comerciales multilaterales; se implementaría toda la agenda cultural relativista, de género, abortista, pro-migratoria y antinacionalista de la Open Society ; se absorvería financiera y comercialmente Africa y Medio Oriente desde Bruselas-UE, y paralelamente Asia Pacífico con Latinoamérica principalmente entre USA y China; sustitución progresiva de clases medias liberales, autónomas y pyme-empresarias, por POBLACIÓN ESTABILIZADA profesional con amplia cobertura social, e INTEGRADA en los ESTADOS y SUPRAESTADOS; instalación de partidocracias con sistemas electorales proporcionales en USA, Francia y resto de países con esa carencia; desarrollo sostenible y CONTROL escalonado del cambio neo-tecnológico 4.0, en las redes sociales y acceso al BIG DATA y los metadatos, y en la IMPLEMENTACIÓN de energías y materiales alternativos, etc.; bloqueo al acceso masivo a la productividad de los fondos de rentas de interés compuesto; etc,etc.

En definitiva, si bien países como USA y Alemania dirigían y parecían beneficiarse de ese Gran Establisment con su agenda Globalista, su esencia responde más a opciones políticas y culturales de dichos países. Y las proyecciones supranacionales públicas e internacionales privadas de dichas fuerzas políticas. Trato de sintetizarlo en esta formulación casi algoritmo: USA/Washington - UE/Alemania    -Banca de deuda/Wall Street/City - Instituciones Bretton Woods(FMI/GATT/OMC/ONU) - Agenda globalista socialdemócrata/ONG’s.

Pero ganó Trump. Y precedido como trompetas del Apocalipsis por la rebelión premonitoria del BREXIT. Apoyado por fuerzas anti Gran Establishment y anti globalistas además de conservadores y libertarios ORIGINALISTAS de USA. En ese momento estalló el CONFLICTO en toda su virulencia mediática, y progresivamente política. Siete de los ocho grandes grupos de Mass Media mundial, con toda la fuerza económica y política del Gran Etablishment, incluidos sus terminales tanto en el partido Demócrata como en el GOP (republicanos), llevan tratando de detenerlo. Un gran choque que por sus derivadas y consecuencias ha devenido en el GRAN CONFLICTO GLOBAL. El alegórico tablero internacional ha cambiado del juego de las dualidades de tipo ajedrez y maniqueísmo binario, a la del juego de cartas a varias manos. Un mundo MULTIPOLAR en lucha por imponer modelos globales.

También Trump ha supuesto la consolidación de la viabilidad del BREXIT (en los últimos días visualizado en la visita presidencial a UK), que finalmente ha originado la primera ruptura del Gran Establishment: Los Rotchilde y la banca financiera londinense abandona el gran barco y ha comenzado a negociar con Trump la edificación de otro gran bloque, en el que Israel ya no debe desaparecer sino que se le vuelve a apoyar como pieza fundamental. La Administración Trump dejó que Rusia e Iran apoyaran a Siria en la destrucción del Califato. El plan de absorción del mundo árabe que conllevaba la desaparición de Israel como declaró Kissinger, ha FRACASADO. La aprobación de la Ley Reconocimiento de Israel como Nación Estado del pueblo Judío en 2018 es toda una declaración de principios (ergo de guerra). Netanyahu rompe con el Jassidismo y judaísmo talmúdico INTERNACIONALISTA. Israel apuesta por el NACIONALISMO original y la soberanía del pueblo israelí, frente al sionismo internacional. Otro baldón para la expansión Bruselas-UE-Euro y su estrategia global.               

La Administración Trump ha ido desmontando o anulando todos los grandes tratados en proceso o ya vigentes en todo el mundo, nombrados anteriormente, renegociando bilateralmente y destruyendo la SEGURIDAD JURÍDICA comercial en la que basaba su principal poder el Gran Establishment globalista hegemónico. A su vez ha ido dando cobertura o empujando al hundimiento del Socialismo del Siglo XXI en Iberoamérica (en ambas velocidades tanto bolivariana venezolana como socialdemócrata brasileña). Todos estos hechos nos emplazan al momento presente ya expuesto en el primer apartado (segundo artículo).  El GRAN CONFLICTO GLOBAL es un hecho. Y la naturaleza del conflicto pasa a ser no solo de orden económico, político y jurídico coyuntural, sino también CONCEPTUAL, desde la misma definición del modelo de CIVILIZACIÓN.