ACTUALIDAD DEL CONFLICTO COMO PUNTO DE PARTIDA (LA ACCIÓN ONTOLÓGICA II)

DÓLARES AGENDA GLOBALISTA.PNG

Segundo artículo de la serie iniciada con LA ACCIÓN ONTOLÓGICA COMO PRESCRIPCIÓN PARA EL CONFLICTO GLOBAL EN CURSO:                                                                                                                                                                           

El modelo económico mundial impuesto por Bretton Woods de deudas públicas infinitas y reformado con el petrodólar a partir del abandono del patrón oro, se va aproximando a su previsible COLAPSO. La DEUDA EXTERNA MUNDIAL asciende al 327 % del PIB MUNDIAL. En estos momentos tienen que negociar diez billones en intereses negativos, diez trillones anglosajones (10.000.000.000.000’00$;  un 10 y 12 ceros de intereses sin pagar). Nunca pensaron los impulsores de la “Agenda Globalista” con toda su virulenta campaña mediática que la Administración Trump (A.Trump) lograra niveles económicos de práctica eliminación del desempleo (3,7%)  y crecimiento circa 3% interanual (en este momento en 2,1% y subiendo); lo que ha dejado en manos de Trump la posibilidad de volar todo el sistema mundial financiero, simplemente con haber propiciado desde la Reserva Federal continuar subidiendo los tipos de interés. Hubiera reventado a todo el sistema de deuda pública y de países del estado de bienestar. Trump se ha permitido el lujo de aparentar enfrentarse a su hombre en la FED, Powell, y solicitarle públicamente bajar tipos para acelerar la economía. El Gran Stablishment hasta ahora hegemónico (UE/Alemania-Banca de deuda/Wall Street-FMI/OMC/ONU-Agenda globalista socialdemócrata/ONG’s) enfrenta la humillación de ser salvado por Trump y encima colaborar indirectamente a su reelección, apoyando la bajada de tipos de interés del dólar que se producirá entre el 30 y el 31 del presente més de Julio de 2019. Bajada por primera vez desde 2008 y ocho meses tras el último aumento. Es el colofón consecuente con el más importante G-20 desde su creación, en el que se visualizó un rotundo e interminable besamanos a Trump (Xi Ping incluido), el regreso de Rusia como potencia ejerciente, la prudencia conservadora de China, y la bochornosa decadencia de los países de la UE y demás aliados del Gran Establishment que evidenciaron su desunión.

Sin pausa la A.Trump va cerrando el acuerdo comercial con China (este final de julio reanuda las negociaciones). Una China cada vez más débil políticamente por sus problemas sistémicos internos en Hong Kong, con desaceleración económica por primera vez en décadas, y con la necesidad de mostrar fuerza física militar en el Mar de China Meridional frente a las flotas pesqueras de Vietnam y Filipinas. Además, el Presidente USA acaba de ganar la batalla en el Tribunal Supremo para utilizar 2.500 millones de dólares en el “Muro”, el Congreso ha tumbado un primer intento de iniciar impeachment, y  tiene a Lopez Obrador como su inesperado aliado en su batalla política por el control de la Inmigración para desesperación del cada vez más radicalizado Partido Demócrata.  Su probable reelección sería un golpe definitivo en el actual “Conflicto global”.

Putin, que como Trump enfrenta una oposición interna bancaria financiera, y que está siendo asfixiado por sanciones y la caída de venta de armas, planta cara políticamente con la venta de los antimisiles S 400 a Turquía, y agitando el Golfo Pérsico con su aliado iraní. Necesita presionar a la OTAN para forzar la reducción de sanciones. Como también Gran Bretaña necesita la atención y apoyo de Trump a su nuevo primer ministro Boris Jhonson para acelerar el BREXIT, y abrir un nuevo TLC bilateral con USA.

El Gran Establishment políticamente personificado en la UE, aún está tratando de realizar acciones cada vez más desesperadas, como el “parto de los montes” del irrelevante y pírrico nuevo tratado UE-MERCOSUR. No es más que una gigantesca declaración de intenciones a medio y largo plazo, que se quiere hacer pasar sin conseguirlo por un trascendental tratado comercial que reúne ochocientos millones de consumidores, con un movimiento comercial de cien mil millones de dólares, y en el que ahorrarían las empresas sudamericanas cuatro mil millones de dólares en aranceles de inmediato. La realidad es que el MERCOSUR tiene derecho a un GRADUALISMO de aceptar importaciones de la UE de entre diez y quince años. Y la desventaja de la UE de tener que recibir los productos del MERCOSUR como bien nos informa el maestro don Roberto Centeno, acaba siendo también papel mojado porque apenas han sido informados la mayoría de gobiernos de la UE (incluida Francia¡), teniendo un proceso de ratificación de dos o tres años, además de mecanismos de exigencia de mismos parámetros de control de calidad de la UE, lo que prácticamente imposibilita a la mayoría de empresas y productos del MERCOSUR a beneficiarse de la caída de aranceles en otros cuatro o cinco años, además de los ajustes que se irán realizando. En definitiva un compromiso de futuro con gran fanfarria, como maniobra de distracción y simulación de que la Comisión Europea de la UE de la mano de FMI todavía puede hacer algo (¿Alguien se acuerda del “trascendentalísimo” tratado UE-JAPÓN del año pasado igualmente gradualista?). Dicha maniobra forma parte de la estrategia conjunta de ”Salvar al soldado MACRI”. El FMI en una política de arbitrariedad sin precedentes, ha canalizado al gobierno MACRI el 60% de todos sus fondos de ayuda, concediéndole 55.000 millones de dólares para dos años, pero permitiendo que pueda gastar 48.000 hasta las elecciones de la Presidencia antes de fin de año. Solo deja 7.000 millones para el ejercicio de 2020 lo que demuestra su voluntad de interferir en la política argentina, que iniciará el próximo mandato teniendo que pagar intereses en 2020 de 40.000 millones con solo una ayuda de 7.000, y una inflación en torno al 30% mínimo interanual.

Otro movimiento patético y aún más sangrante es la manipulación en la crisis venezolana. Han obligado a Guaidó a negociar en Barbados con Maduro, de la mano del gobierno noruego. Desesperadamente están tratando de que el régimen madurista se disuelva con la instalación de un ESTADO DE PARTIDOS DE CONSENSO, al modo TRANSICIÓN española. Necesitan mantener estabilidad en la producción de petróleo entre oferta y demanda según lo acordado en la OPEP, por alargar el modelo energético que apoya al petrodólar.

Los ACTORES del Conflicto expectantes ante la bajada de tipos del DÓLAR para el 30 o 31 de Julio, con una A.Trump en su cénit, China y UE aletargadas, y Rusia actuando con terceros.