Impuesto de Sucesiones: todo sigue igual para hermanos, tíos y sobrinos, utilizados electoralmente por el nuevo gobierno

Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno y Vicepresidente, Juan Marín. Foto: Rafa Alcaide.

Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno y Vicepresidente, Juan Marín. Foto: Rafa Alcaide.

·         Los afectados andaluces acusan a PP y Cs de no haber acabado con el Impuesto de Sucesiones

·         Todo sigue igual para hermanos, tíos y sobrinos, utilizados electoralmente por el nuevo gobierno

Juan Carlos Valverde, la cara visible de la plataforma Stop Impuesto de Sucesiones de Andalucía, acusa al nuevo gobierno andaluz de haber defraudado las expectativas de los miles de afectados por no haber querido incluir en su reforma la figura de los allegados que no son descendientes directos. En declaraciones al programa de Susana Griso en Antena 3, ha dejado claro su descontento con una reforma que sólo se limita a descendientes directos y deja en la estacada a la mayoría de los afectados.

 

Esto es, según Valverde y su plataforma, la modificación del impuesto anunciada por Juan Manuel Moreno en esRadio el pasado viernes no contempla la desaparición de la carga fiscal para los que son hermanos, tíos, sobrinos y demás familiares que, cada vez más cuidan de quienes luego deciden incluirlo entre sus herederos. Por tanto, es falso decir que la figura del impuesto de sucesiones se ha acabado en Andalucía.

 

Con estas declaraciones, la plataforma que se convirtió en un martillo pilón de la negativa a la reforma de los impuestos de sucesiones y donaciones por parte el gobierno de Susana Díaz, deja en evidencia a un gobierno andaluz que, según ellos, se acoge a la “supresión” de los impuestos que hizo la Comunidad de Madrid que deja indefensos a los herederos que no sean familiares directos y no a la de otras Comunidades como Cantabria o Canarias que bonifica el impuesto a todos los grupos de familiares.

 

Para Valverde, lo que PP y Ciudadanos han hecho en Andalucía no es que más que “añadir un paño de agua caliente ante un clamor popular”. Y añadió que “a personas que tienen su vida destrozada por las administraciones anteriores de la Junta de Andalucía, no les han dado ninguna solución”.

 

Además denunció que el PP rechazó hace sólo una semana una propuesta que pedía simplemente que se paralizaran los expedientes en marcha, que no siguieran con los embargos, que cuando ya te han quitado algo no vayan a por tus bienes privativos. Es más, recordó que PP votó a favor de estas medidas en la oposición y ahora se opone a ellas.

 

Tras la petición de supresión de estos impuestos, ahora el PP en el Senado y antes Ciudadanos en el Congreso, la asociación Stop Impuesto de Sucesiones le exigen a ambas formaciones que deroguen la actual legislación en todas las Comunidades Autónomas pero no sólo para unos grados de parentesco sino para todos y cada uno de ellos y que arbitren medidas para paliar los daños causados por una mala legislación.

 

Valverde, en otro mensaje, afirma que sólo así demostrarán que lo ocurrido con el Impuesto de Sucesiones en Andalucía, donde las expectativas se han frustrado, no es más que otra medida electoralista y no descarta que la ciudadanía tenga que volver a las calles para reclamar el fin real del Impuesto de Sucesiones.

 

El PSOE aprovecha para insistir en que esta reforma de PP y Cs sólo es para los ricos

 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dijo ayer en Sevilla que la bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones al 99 por ciento que pretende aprobar el Gobierno andaluz de coalición de PP-A y Ciudadanos (Cs) sólo afectará a los "millonarios" y ha instado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, a que presente el Presupuesto de la comunidad para 2019 porque parece que ya "ha hecho las cuentas para saber que puede prescindir" de ese impuesto.

 

Montero recordó, subraya Europa Press, que tras la última modificación del citado impuesto llevada a cabo por el anterior Gobierno andaluz del PSOE-A se veían afectadas sólo unas 300 personas en Andalucía por tener o ser herederas de más de un millón de euros, en lo que respecta a sucesiones. Entonces, el PSOE-A llegó a un acuerdo con Ciudadanos y prácticamente se suprimió el impuesto de sucesiones, porque con la exención de hasta un millón de euros, sólo se veía afectada en torno al 0,4 por ciento del total de la población andaluza.