DERECHOS HUMANOS E ISLAM. El problema de la inmigración I.

Mercado de esclavos (1866) Jean-Léon Gerôme (1824-1904)

Mercado de esclavos (1866) Jean-Léon Gerôme (1824-1904)

Quienes crean que la cultura islámica es primitiva y burda, solo tienen que leer a Rumi, a Ibn el Arabi, a Omar Khayyam, para comprobar que dio al mundo obras tan sublimes, que difícilmente pueden ser superadas, a pesar del paso de nueve siglos.

Hay 1.500 millones de musulmanes hoy en el mundo, por lo que su influencia es notable.

Fue Santo Tomás quien aristotelizando el cristianismo dispuso que la fe tenía que ser compatible con la razón. Pero Santo Tomás tomó esta idea de uno de sus maestros: Al Ghazali. La racionalización de la fe fue el principal pensamiento de los mutazilitas en el siglo VIII, creadores de la primera escuela de teología. Fueron exterminados en el siglo IX por la corriente dominante en el islam, que mantiene que la fe está por encima de la razón, que el Corán fue dictado por Dios, que el árabe es por ello un idioma sagrado por ser el idioma de Dios, (como el sánscrito o el hebreo clásico)  y que ha de ser interpretado literalmente, sin que la razón opere en esa labor.

En el Islam, el Corán está por encima de toda otra consideración política, social, familiar o personal. Como consecuencia de esta concepción del mundo, los países  islámicos, 45 en concreto, se negaron a firmar la Declaración Universal de Derechos Humanos firmado en París en 1948, y suscribieron otra declaración en la 19ª Conferencia Islámica de Ministros de Asuntos Exteriores (sesión de Paz, Desarrollo y Solidaridad) celebrada en el Cairo, República Árabe de Egipto, del 9 al 14 de muharram de 1411 (31 de julio - 5 agosto 1990): La declaración de Derechos Humanos en el Islam.

El artículo 1 de la declaración islámica dice: 

a) La humanidad entera forma una sola familia unida por su adoración a Allah y su descendencia común de Adán. Todos los seres humanos son iguales en el principio de la dignidad humana, así como en el de las obligaciones [para con Allah] y las responsabilidades sin distinción de raza, color, lengua, sexo, creencia religiosa, filiación política, nivel social o cualquier otra consideración. Sólo la verdadera religión garantiza el desarrollo de esa dignidad por medio de la integridad humana. 

 b) Todas las criaturas son siervos de Allah. El más caro a sus ojos es aquel que más provechoso es para Sus hijos, y ninguno tiene supremacía sobre otro sino en la piedad mostrada hacia Allah y en las buenas obras.

¿Qué estatus tienen los creyentes de otras religiones? ¿Están los musulmanes obligados a imponer la religión musulmana para dotar de dignidad e integridad a los hombres según su propia declaración de derechos humanos? ¿Qué ocurre con los no creyentes que no cumplan con sus obligaciones con Allah? ¿Qué consideración política tiene aquél ser humano que no muestre piedad a Allah?