La Hispanidad desde las Filipinas

Al otro extremo de la tierra, casi en las antípodas de nuestra península, se encuentra situado un archipiélago, bañado por el mar de la China Meridional y abierto al Océano Pacifico, son las Islas Filipinas. Unas islas que pertenecieron a la Monarquía Hispánica desde su descubrimiento en el siglo XVI, cuando se funda la Capitanía General que perteneció al Virreinato de la Nueva España hasta la emancipación de México y posteriormente dependió directamente de la península.

El descubrimiento de esas islas tuvo lugar durante la primera Circunnavegación de la tierra y allí fue donde el explorador portugués al servicio de la corona española, Fernando de Magallanes encontró la muerte, en la isla de Mactán a manos del cacique de una tribu local, allá por 1521. Cuarenta años después llegaría la conquista llevada a cabo por Legazpi, al que acompañaba Andrés de Urdaneta, quien descubrió la ruta del Tornaviaje, aprovechando las corrientes del Kuroshio, que discurría por una latitud por encima de Japón y atravesaba el Pacifico norte hasta llegar a las costas de la Alta California.

La Hispanidad desde las Filipinas JESÚS MURCIEGO Viernes, 11 Octubre 2019-2-2.PNG

 

Y a través de esta ruta se llevó durante más de 200 años el comercio y la comunicación con estas lejanas islas de la Monarquía Católica mediante el conocido Galeón de Manila. También conocido como la Nao de China, ya que así era como se comerciaba con el gigante asiático, cuyos productos eran muy valorados en Europa y que se pagaban con plata, lo que convirtió al Real de a Ocho o Peso Duro, en la primera moneda global, y que aún es la moneda oficial en Filipinas y en la mayoría de países Hispanoamericanos.

A pesar de su lejana situación, las Filipinas tienen una honda huella de su hispanidad, huellas que ni la posterior colonización americana consiguieron borrar. Así vemos que, aunque el Ingles es la lengua de uso oficial en la Administración y en la Educación, el pueblo mantiene muy arraigado el uso del tagalo, que es una mezcla entre español y malayo, con multitud de palabras que suenan iguales que espanol. Y en la gastronomía también vemos esa herencia viva, con platos como el Adobo y la Pata nos traen usos gramaticales de estas palabras distintos a los que estamos acostumbrados.

Una de las huellas más fuertes es la de la religión, ya que Filipinas es uno de los países con más católicos del mundo, y de los pocos de Asia. La religión jugo un fuerte papel en los tiempos de la conquista, ya que fue uno de los vehículos de integración de los naturales de estas islas en la cultura Hispánica.

La Hispanidad desde las Filipinas JESÚS MURCIEGO Viernes, 11 Octubre 2019-3-3.PNG

 

Y así es como, pasados ya más de 120 años del final del dominio español, aún podemos pasear por el antiguo barrio de Intramuros en Manila. El cual, a pesar de su destrucción por el bombardeo americano en la segunda guerra mundial, aún conserva rincones que nos recuerdan a cualquier ciudad amurallada de España o América. También su catedral, donde aún se hacen sepelios en español para la clase alta, es un símbolo de la arquitectura colonial del periodo español.

Periodo que concluyó en medio de revueltas al grito de “Colonia no, Provincia si“ en el que los isleños querían el mismo estatus que sus compatriotas peninsulares. Y de la que aprovechó la potencia emergente americana para pescar a río revuelto, colonizando así, el propio país de la libertad al antiguo territorio español. E imponiendo su lengua y costumbres con un interés estratégico para el comercio con China y cabeza de puente en el Pacífico.

Ya mediado el siglo XX, tuvo lugar la última de las colonizaciones, la de los japoneses quienes, con la disculpa de acabar con el imperialismo blanco, sometieron a los filipinos a un terrible imperialismo amarillo. Y allí tuvieron lugar algunas de las mayores batalles de la guerra del Pacifico. Al final de dicha guerra Filipinas proclamó su independencia, eso sí muy tutelada económica y militarmente por el tío Sam.

A día de hoy, Filipinas es un país enorme con una población de más de cien millones de personas, con una economía vibrante que crece a ritmos solo vistos en Asia, beneficiándose mucho del auge de China y de la cercanía de grandes economías como Japón y Corea del Sur. Es posible percibir en la creciente clase media un ansia por salir adelante y levantar la economía del país que nos hace recordar a los tiempos del desarrollismo español. Aun siendo un país pobre aún, la dirección que llevan está muy acelerada hacia el desarrollo puede sorprender al visitante si esta acostumbrado a economías maduras y sociedades estancadas o en declive.

 

La Hispanidad desde las Filipinas JESÚS MURCIEGO Viernes, 11 Octubre 2019-4-4-4.PNG

Aunque la Hispanidad de Filipinas puede parecer algo lejano, está muy presente en las islas, así como también está presente la leyenda negra y la distorsión interesada de la historia común que nos une. Así es muy común encontrase estatuas del cacique de Mactán y la espada con la que mato a Magallanes, y ver ocurrencias de su polémico presidente Duterte como la de cambiar el nombre del país por el de Republica de Maharlika.

También resulta lejano el recuerdo de Filipinas desde España y la américa española, pero en este mes que celebramos la Hispanidad no podemos dejar de recordar a los hispanos de Asia. Quienes, aunque fueron separados de la metrópolis e inmersos en la cultura anglosajona aún conservan su pasado y sus tradiciones de los tiempos del imperio en el que no se ponía el sol.