El PSOE, que ha hundido a Andalucía, ganará por sus 540.000 enchufados

Susana_Diaz-Pedro_Sanchez-PSOE-Feria_de_Abril-Politica_300481895_74236795_1024x576.jpg

El PSOE es el partido que más daño ha hecho a esta gran nación durante los últimos cien años, excepto durante los 40 años del general Franco, en los que estuvo de vacaciones. En 1931, impuso una Constitución contra media España y nos llevó a un gran desastre económico. Promovió un golpe de estado para derrocar a la República en 1934 que costó 1.500 muertos, participó en un  gigantesco fraude electoral en Febrero de 1936 y nos condujo a la guerra civil en Julio de 1936 porque ya no se respetaba ni la libertad, ni la propiedad, ni la religión. El detonante final sería el asesinato del líder de oposición José Calvo Sotelo, amenazado de muerte por el diputado socialista Ángel Galarza, quien el 1 de julio, en su última intervención parlamentaria, exclamó: “encuentro justificado el atentado que le prive de la vida”. Calvo Sotelo fue sacado de su casa la noche del día 13 por la guardia personal de Indalecio Prieto y fue asesinado por el guardaespaldas de éste, Luis Cuenca.

A la muerte del general Franco en 1975, el PSOE sería pieza clave en esa traición sin límites al pueblo español denominada Transición. Con la ayuda de esa auténtica plaga bíblica, llamada Adolfo Suárez, un palurdo con menos cultura que una moto, acomplejado, cortoplacista y sin el menor sentido del Estado, estos canallas nos robaron la democracia y nos impusieron una oligarquía de partidos sin separación de poderes. Crearon un modelo de Estado único en el mundo, en el que dividieron a esta gran nación en  17 reinos de taifas, contrarios todos ellos a la realidad histórica. Su único objetivo fue repartirse España como si de un solar se tratase, para satisfacer sus ansias ilimitadas de enriquecimiento personal y de relevancia social. Así, enchufaron a cientos de miles de familiares amigos y correligionarios poniéndoles sueldos un 40% superiores a los de los funcionarios de carrera.

alquiler-coches-sevilla.jpg

Unos de estos reinos de taifas sería Andalucía. En 1975, Andalucía era por renta per cápita la 14ª región española de un total de 19, y su renta era un 14% inferior a la media nacional,  hoy 37 años después de desastroso gobierno socialista, Andalucía es la 18ª región de 19 por renta per cápita, y la diferencia con la media nacional es del 27%. 18.470 euros Andalucía frente a 24.999 la media. Pero si  en vez de considerar la totalidad de la región lo hacemos por provincias, Sevilla es la provincia española que más renta ha perdido respecto a la media, un 32%, y Cádiz la segunda con una pérdida del 28%. Andalucía después de 37 años de gobierno socialista y de haber recibido de la Unión Europea más de 100.000 millones de euros de ayudas en los últimos 30 años, es una región de entre las mas pobres de Europa. Andalucía se ha llevado en estos 30 años de Europa dinero de cuatro fondos: el Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) que busca«fortalecer la cohesión económica y social en la Unión Europea corrigiendo los desequilibrios entre sus regiones»; el Feaderque persigue «la modernización y la diversificación de la economía andaluza, el apoyo a la competitividad de la agricultura y la mejora del medio ambiente y la calidad de vida de sus ciudadanos»); el Fondo Social Europeo para «apoyar las medidas de prevención y lucha contra el desempleo, desarrollar los recursos humanos e impulsar la integración social en el mercado laboral»; y el Fondo de Cohesión, que pretende «contribuir a reforzar la cohesión económica y social de la comunidad».

Y se preguntarán ustedes, ¿pero qué narices han hecho esta panda de incompetentes, despilfarradores, golfos y maleantes para dilapidar tan ingente cantidad de  dinero? Andalucía asiste indefensa a la oleada de cierres y deslocalizaciones empresariales que han destruido su tejido industrial, lo que la ha llevado a poseer el peor mercado laboral de Europa. En estos momentos, tiene el triste récord de ser el territorio con más paro de la UE (29,68%). El paro de los menores de 25 años es especialmente espeluznante con una tasa del 52,9%.

En 1975 a la muerte del general Franco, se había promovido un  fuerte desarrollo industrial en el campo de Gibraltar, donde se había instalado una gran refinería de petróleo y una floreciente industria naval en la bahía de Cádiz. Huelva era uno de los polos más favorecidos en los planes de desarrollo de los años 60. La industria y la minería representaban el 38% del PIB andaluz. Después de 37 años, estos miserables del PSOE han desindustrializado completamente a esta región convirtiéndola en una economía, por llamarlo de alguna manera, de enchufados públicos, especuladores y camareros, y donde la industria apenas representa ya el 12 % del PIB, y sigue cayendo porque cada día se cierran más y más empresas.

13891884970127.jpg

En 2017, Andalucía se situaba como la comunidad autónoma con más pobres de España. Uno de cada cuatro españoles pobres es andaluz, y uno de cada tres, andaluces. Cerca de 3,5 millones de andaluces viven en el umbral de la miseria, lo que supone más del 40 % de la población, según la tasa Arope. Según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del Instituto Nacional de Estadística (INE), sería el 31 por ciento de los andaluces quienes viven por debajo del umbral de la pobreza y sitúan al 55 por ciento de los hogares en grave riesgo.

Al lado de la desindustrialización y de la pobreza extremas, Andalucía es la Comunidad Autónoma con mayor número de empleados públicos de toda España, contando con 540.000 en 2017, frente a 100.000 en 1975, y donde más de 400.000 son enchufados con sueldos un 45% superiores a la media del sector privado, al que expolian sin contemplaciones.  Por provincias, Sevilla es la que concentra mayor número de funcionarios de las tres administraciones públicas (local, autonómica y estatal), con 120.806. La provincia de Sevilla acumula mayor número de funcionarios que nueve regiones y 47 provincias españolas, y concentra el 24,16 % de todos los funcionarios de la región. El resto de los empleados públicos de la región se repartirían en Cádiz, con 80 502; Málaga, con 76 127; Granada, con 61 450; Córdoba, con 48 550; Jaén, con 41 102; Almería, con 37 806; y Huelva, con 33 631.

Y es, precisamente este hecho, el que explica que este partido miserable, incompetente y corrupto hasta la médula, siga en el poder en esta región después de 37 años, y vaya a seguir así salvo milagro divino a partir del próximo domingo. Y es que las cifras son muy claras: el número de andaluces con derecho a voto es de 6,5 millones, si suponemos una participación del 65%, similar a la de las últimas elecciones, el domingo votarían 4,2 millones de personas. De ellos, hay 540.000 empleados públicos que irán a votar en bloque porque de ello depende su empleo de lujo. Ahora bien, cada uno de ellos, arrastra una media de dos personas, cónyuge, hijo, etc, que votará igual por la misma razón. En total, hay un voto cautivo de 1.6 millones, lo que equivale al 38% de los votos, lo que dará de nuevo la victoria a estos miserables. Algo que, por cierto, el PSOE y Podemos pretenden ampliar al resto de España, creando legiones de subvencionados financiados con el expolio de la clase media.